Main Page Sitemap

Burdel de maderas buenos aires





Citado en Karina Vásquez, De la modernidad y sus mapas.
En 1928 contrajo matrimonio con Ernestina Rosa Cerda Delgado, natural de El Puesto, localidad del Departamento Tinogasta, provincia argentina de Catamarca.
Estudios sobre formas de socialización (Madrid: Alianza, 1986).
De la modernidad y sus mapas.Antes de contraer matrimonio, Herreros anduvo por todas las calles de Buenos Aires durante 20 años; ue un perecto conocedor de los espacios de sociabilidad artística e intelectual que se crearon en la palpitante ciudad de principios del siglo XX, y de las numerosas guras.Historia Caribe - Volumen XI N 28 - Enero-Junio 2016 pp 77-108 A lfonsbirnÁndez 89 calles y prostíbulos.Su vida fue breve (47 años pero su obra poética contó al menos con un estimable de ocho títulos y fue adscrito a un movimiento literario de importantes repercusiones literarias que se denominó Sencillismo, donde destacó el co- nocido poeta argentino Baldomero Fernández Moreno, íntimo.16 Pedro Herreros, Buenos Aires grotesco, 71 (Un indiano).Las imágenes son nu- merosas y la aglomeración de personajes, cosas y escenas es abrumadora.Les marques autobiographiques qui parcourent lœuvre poétique de Pedro Herreros, et son regard démigrant démuni nous servent ici à décrire le contexte politique-social de lépoque où les espaces comme la rue, le café et le bordel ont facilité lexpansion de nouvelles formes de sociabilité.La emigración riojana a ultramar (1880-1936) (Logroño: Instituto de Estudios Riojanos, 2002 70-71 y 107.Del mismo Buenos Aires grotesco y otros mo- tivos, incluye en Las trompas de Falopio, los poemas Por nacer pobre y Lo divino, este último con cambios formales y sustituyendo el nombre de Ofelia la Romántica por el de Antonia andros de banda putita dargelo la Romántica, menos poético.Sin poder llegar a considerarlos como grupos de bohemia alocados o descontrolados, sí construían redes de conocimiento e intercambio de información informales donde no faltaban editores, periodistas, poetas, pintores, historiadores, intelectuales.



En este contexto social es cuando el poeta español Pedro Herreros llega a Buenos Aires.
E spacios DE sociabilidad EN LA obra ddrrreros (1890-1937) UN poeta espaÑOL emigrante eenores 86 ralización progresiva de la actividad comercial y comenzaron a proliferar noticias alarmantes sobre el paro o el subempleo en la capital argentina.
Se hacen presentes los tranvías de Lacroze por la Avenida Huergo, los tranvías que van en las sombras abriendo boquetes de luz, la boca del Riachuelo, la Torre de los Ingleses, la Casa Rosada y el Río de la Plata en una mañana de invierno;.
El libro de los Desenfados.Diario El País (Sección Artes y Letras Montevideo, 6 de noviembre de 1922.29 Luis Canela (Luis Cané Un café de la Avenida, Crítica, Buenos Aires, 4 de octubre de 1940.Nicolás Olivari (El gato escaldado, 1924; La musa de la mala pata, 1926 Raúl González Tuñón (El violín del diablo, 1926; Miércoles de ceniza, 1928) y el propio Borges (ervor en Buenos Aires, 1923) introducen en sus poemas las calles de Buenos Aires: el tranvía.En ella coinciden las miradas, para volver al sue- lo cuando cierra la puerta.




[L_RANDNUM-10-999]
Sitemap