Main Page Sitemap

Esposa lujuriosa putita


Me gusta / No me caseras y putitas las gusta, share this on WhatsApp.
Cuando pasé yo por la busco amante ocasional en tijuana habitación estaban ya solo Lupita y busco una mujer seria Javier encima de ella cogiendo a mas no poder, no pude evitar entrar para ver si había alguna posibilidad de que me dejara Javier cogerme a la Lupita.
En esos momentos me volteo a ver y pude ver sus mejillas encendidas de pasión, con una mano me acaricio mi brazo y me sonrió débilmente al borde de un nuevo orgasmo.
Como disfrute aquel momento de iniciarnos en el mundo swinger.No recortamos a nadie solo comentamos de la diversidad de cuerpos que habíamos ya conocido.Rápido me subí y se la volví a meter a Isa que levanto las piernas y la pude ensartar de una manera deliciosa, mi verga estaba bien parada de ver las manos de Isa en las tetas de mi esposa, sus pezones estaban bien erectos.Esas palabras me calentaron muchísimo.Le bese su cuello, su olor era esquisto, la tersura de su piel, sus brazos rodeándome.



Quedamos por unos momentos rendidos.
Me sentía venir, y me salí rapidamente antes de derramar mi chorro dentro de ella.
Que sensación tan diferente a lo que estaba acostumbrado, no podía decir si mejor o peor, simplemente era diferente.
Ella se dio cuenta del efecto de sus palabras en mi oído y desde entonces es un juego que hemos compartido ella y yo, así como con otras mujeres.
Hasta en ese momento me dijo mi esposa cogiste rico?Vi sus labios de tamaño regular pero del color de su piel por completo.Ya en la casa, nos acostamos y nos empezamos a besar y nos calentamos rápidamente.Pero las chichis de Isabel quedaban redondas y duras, de modelo, la sensación de esas tetas debajo de mi era de ensueño.De repente sentí las mamadas de Lupita mas deliciosas y al voltear hacia abajo vi la boca de Javier en mi verga también, que con el pretexto de besar a Lupita me la estaban mamando los dos.Luego Ricardo primero y luego las muchachas entraron al baño a asearse un poco.Aaaaaghhhh, aaayyy que rico, aaayyyy la tienes muy cabezona.



Se entretiene en ellos los lame, los soba, mete su nariz entre ellos, aspira su aroma, pasea sus mejillas por entre los tanates para quedarse impregnada del olor, mientras que se viene profusamente.
Dímelo, dímelo, dímeloooooo, sus movimientos eran bastante fuertes, sus orgasmos eran seguidos.
Otra diferencia es que Isabel es un poco mas menudita que mi esposa y se sentía ese cuerpo diferente debajo del mío.


[L_RANDNUM-10-999]
Sitemap