Main Page Sitemap

Mi vieja es una putona




mi vieja es una putona

Al chocar sus enormes huevos con las nalgas de ella, pararon un momento y putas de reynosa se besaron con toda la calma del mundo, la noche era para ellos, para que se cogieran y se disfrutaran.
Del baño salían gemidos de mi mujer, me acerqué más y alcancé escucharQuiero tu culo otra vez!
Ella me contesta: Siiii siiiii me gusta estooooo y que tú seas un cornudooooo consentidooooo, me encanta que me follen delante de tí cornudoooooo, y sé que a tí también te gustaaaaaaverlooooooo y consentirloooooo.
Cualquiera, todas se le verán exquisitas.
Andrés nos saludó diciéndome: Buenos días Fernando, ya me ha dicho Juan que tú nos abrirías la puerta y estarías con nosotros mientras el toro cubre a la vaca.No salía de mi asombro, mi esposa tuvo el valor de pasarle papel higiénico para que se limpiara las manos llenas de semen, cuando ella estuvo cerca de él, Fabián habló sin ninguna pena por lo ocurrido: Qué culo te cargas Jael.Me daría pena que tu amigo me viera lo que compraste para mi, dijo con voz sensuallo escogimos juntos, no te preocupesquuueeee?Cuando tenemos sexo, ella me invita a penetrar su culo, ya supercaliente me dice que lo disfrute, porque otro podría gozarlo más tiempo que yo si me atonto.Mi mujer entonces cruzando sus piernas alrededor del cuerpo del joven moreno acompasaba cada entrada y salida de las pollas de su culo y de su coño con un movimiento de sus caderas y cintura escort cosworth rs for sale y saltando como podía sobre la pelvi de mi paisano.Pagué y nos fuimos directo a mi casa, no sin antes le mande un mensaje a mi mujer que íbamos Fabián y yo para Ocotlán.Ella saludo a Fabián muy educadamente y al parecer ya se conocían, ella le comentó que ya tenía ropa nueva en su negocio, por si a el se le ofrecía alguna prenda y el dijo:Me interesa comprar una chamarra, pasaré enseguidami esposa se sentó.Te juegos de memoria para adultos buscar parejas puede dar un infartosus tetas medianas, hacen juego con su voluptuoso cuerpo, su mirada te domina y su sonrisa es muy provocativa.No le reclamé porque era lo máximo que podía tener de mi esposa Jael.Él, la morreaba, la sobaba los pechos, la movía con fuerza por todo el suelo y todo a un ritmo y una fuerza brutal.



Ella gritaba como una perra, no sé si aún era de dolor o de gusto, pero lo que si estoy seguro es que estaba disfrutando como la putona que era.
La verga no se me bajó, seguía dura y continué con otra chaqueta, pero ahora mas lenta, quería disfrutar mas tiempo, prolongar mi orgasmo, mi placer de ver ensartada a mi bella mujer por un macho vergudo de 31 años, con toda la potencia para.
Andres y Giovanni me hicieron caso y fuimos jugando con nuestros chorros de orín echándoselos sobre el cuerpo de mi mujer, yo dirigí mis chorros hacía su cara, quería que abriera su boca y se tragara mis meados.Mi amigo, ya no le importaba mi presencia, estaba hipnotizado con el cuerpo de Jael; la iba a montar en mi presencia, en mi camaen mi propia casa y con mi permiso.Pasado unas semanas, le volví hablar a Fabián y le dije que me acompañara a la capital, iríamos a sears para hacer unas compras, el accedió y nos pusimos de acuerdo.En ese estado de semiinconsciencia alcanzó a sentir los golpes de los chorros de esperma de Andrés que se estaba corriendo en su boca, tragándose ella con glotonería toda la que pudo, saliéndola el resto por la comisura de sus labios, pero sin soltar aún.Pero los otros dos hombres no paraban en su ímpetu de follarla por sus dos agujeros inferiores.Paloma al ver esto, (como digo, está muy excitada) y para evitar lo que sabe que va a ocurrir, se separa la braguita de su biquini para no mojarla y lleva su mano a su coño y comienza a acariciárselo.




[L_RANDNUM-10-999]
Sitemap