Main Page Sitemap

Pollas putito relatos





A los 5 min.
Era el hombre perfecto para lo que yo buscaba, ser poseido una noche.
Algo que se saliera de la norma.
Cuando me meti en el coche olia a tabaco y a alcohol, el tambien debia de estar borracho.Putita, despues de este polvazo no dudo que ibas a volver por mas polvos, pero para asegurarme me guardo estas fotos.El que preguntó por el precio me agarró, me levantó y me puso contra el lateral de el coche.Me follaron casi todos uno tras otro, mientras mi amo lo registraba todo con videos y fotos._Cura: Te gusta putita, menudo putón estas hecho, este culo es para disfrutarlo, jodida puta.Ya estará acostumbrado a oír esto.Casi todos se estaban pajeando y uno se apresuro corriendo hacia mi y me hizo agachar, solo al abrir la boca ya note su leche salpicandome.Mi confesión resultaba muy larga pero no me importaba, me encontraba muy bien abrazado y sintiéndome querido por un hombre tan importante como era don Francisco.A ver yo lo que saco en claro es que te gusta el sexo en todas sus vertientes.Iba a ser la escupidera de aquel cerdo inmenso.Pronto empezo a meterme mas dedos y ya me dolia bastante.Actuaba de forma diferente a como hacía otras veces que me cogía ente sus fuertes brazos, para hacerme cosquillas o luchar en una desigual pelea que siempre terminaba ganando yo porque se dejaba vencer.



El apuntó a mi boca y falló por poco mojandome toda la cara.
24-Ago-18 El viejo de la estación me lleva a su casa.
El putas en cosamaloapan sonido de correr agua por una tubería de desagüe me despertó ligeramente.
Hasta que se separó y me giró, argentina independent escorts diciéndome _Cura: y ahora putita toma tu ración de leche y que no se te caiga ni una gota al suelo.
Date la vuelta que te vea. Carmen le hablaba a mi padre y los mayores escuchaban excepto Jesús y yo que estábamos en el juego.Habian pasado unos veinte minutos.Kieres darle un beso a mi verga?Me sacaba la polla y me daba con ella en la cara, ojos, nariz, frente _Cura: Has sido un amala zorrita, te voy a tener que azotar, putita, eso me decía mientras me daba golpecitos con su polla.Recuerda que tengo tu telefono y que se donde vives.



Me habia poseido para siempre.
Me gustaba sentirlas como iban cogiendo consistencia bajo mis nalgas mientras ellos acariciaban mi cintura, mis caderas o metían sus manos bajo mi camisa para notar mi cálida y suave piel en sus manos.
El se tumbo sobre mi y me dijo: -Ahora tienes una polla dentro del culo puta.

[L_RANDNUM-10-999]
Sitemap