Main Page Sitemap

Putita vestido mamando




putita vestido mamando

Categoría: Transexuales, valor de este relato:.00, enviado por: Valora este relato erotico, buscar parejas gay muy bueno.
Solo tienes que dejarte llevar, saco una venda negra y me tapo los ojos.
Lucia (ese era su viña del mar escort nombre) tenia un aliento rico con aroma a menta, provocado posiblemente por una pastilla de chicle o un enjuague bucal que le daba un sabor muy agradable a sus besos.Despues se coloco detras, me dijo que me relajara y yo note como colocaba la punta de su miembro sobre la entrada de mi pequeño y virgen agujerito.Una vez en su apartamento me invito a un whisky con hielo y nos sentamos en unos sofas de cuero que habia en una salita acompañantes masculinos escort grande con television y muy bien decorada, con muebles de madera de ebano.Para entonces mis manos estaban sobre sus pechos y las suyas me habian sacado el miembro del pantalon y me masturbaban suavemente.Estuvimos dialogando un poco hasta que nos fuimos acercando poco a poco y ella comenzo a decirme cosas calientes al oido a la vez que me besaba el cuello y me mordisqueaba el lobulo de la oreja.Tenia unos pechos que parecia se iban a salir del citado vestido y un culito respingon muy apetitoso.Seguidamente ella me ordeno que me tumbase y arrancandome los pantalones, me dejo practicamente desnudo de la parte de abajo, dejando al descubierto mi verga erecta de.Pero a medida que pasaba el tiempo me iba relajando y acabe mamandosela con gusto, succionando y saboreando sus flujos, sin que ella me tuviera que forzar.



Yo soy bastante sumiso en el sentido que me gusta que sea la mujer la que lleva la iniciativa.
Me coloco sobre un sofa con el culo en pompa y sin muchos preambulos, me unto el agujero con crema y me empezo a introducir primero un dedo y luego dos para dilatar el ano.
Bueno, medio, malo, muy malo, mi gran fantasia, como conoci a una mujer en una discoteca y la gran sorpresa que me lleve.
Yo lamia esas piernas completamente entregado a la que en aquellos momentos era mi señora, hasta que al llegar a la entrepierna.?sorpresa!Comenzo a hacer presion y a medida que se iba introduciendo la cabeza del pene, yo pensaba que me partia en dos y no pude evitar gritar de dolor.Mi nombre es Oscar y a continuacion les voy a relatar una de mis fantasias mas ardientes y que me gustaria llevar a cabo.Dejamos las copas sobre la mesa y nos empezamos a sobar y besar sin parar.A partir de ahora seras Vanessa?Alli me ordeno que fuera lamiendo poco a poco los zapatos de mi ama.Yo me empezaba a excitar bastante y ella lo noto, puesto que a estas alturas de la noche ya habia empezado a subir su mano por la pierna y tenia entre sus manos mi miembro oculto tras el pantalon.




[L_RANDNUM-10-999]
Sitemap